..
Síguenos en Facebook y Twitter

Espacio para los amantes de la buena música

Entrevistamos al líder de Clorofila, Jorge Verdín

Entrevistas 3 de julio del 2012, 17:44

Votar este artículo en Bitacoras.com

Clorofila viene a Barcelona a traernos sus Corridos Urbanos dentro del Festival Cruïlla. Clorofila es el álter ego de Jorge Verdín y tenemos oportunidad de que sea él mismo el que nos presente el show que vendrá a ofrecer.

Jorge se crió en Tijuana, México, donde se impregno de la cultura que más tarde se vería reflejada en su trabajo como músico y diseñador gráfico como uno de los miembros de Nortec Collective, el grupo que ganó reconocimiento mundial al incorporar elementos ritmicos y sónicos de música norteña y de banda, con instrumentación y métodos de música electrónica.

En el álbum que presentará en Barcelona, “Corridos Urbanos”, decide explorar a fondo su visión personal del sonido Nortec integrando bajos, guitarras y arreglos de cuerda experimentales, todos ellos filtrados a través de las diversas sus diversas influencias musicales, desde New Order y Donna Summer hasta Gyorgi Ligeti y Herb Alpert’s Tijuana Brass. Al ser lanzado, “Corridos Urbanos” logró colocarse en el primer lugar de ventas en la tabla Electrónica de iTunes, destronando por varias semanas a artistas tan consagrados como Bjork, Massive Attack, Moby y LCD Soundsystem.

En el concierto que podremos ver viene acompañado de “Los Mezcaleros de la Sierra”.  Hablamos con Jorge para que nos explique qué es Clorofila y qué podremos ver el sábado 7 de Julio en el Festival Cruïlla de Barcelona.

entrevista verdín

Jorge, para quien aún no lo conozca, explícanos qué es clorofila y el sonido definido como Nortec. ¿Qué podemos escuchar tu álbum “Corridos Urbanos”?

El Sonido Nortec es la mezcla entre los sonidos tradicionales del Norte de México (música norteña y banda sinaloense) con música electrónica, así que Clorofila es mi versión personal de este sonido. Crecer en Tijuana en las décadas de los 70 y 80 era estar en un punto en el que no pertenecías ni a México ni a Estados Unidos pero tenías contacto con las culturas de ambos países y si te esforzabas tenías acceso a lo que pasaba en otras partes, como por ejemplo la movida punk  y post punk en Inglaterra.

Estabas en una ciudad relativamente tranquila que era notoria por ser el punto de entrada de millones de migrantes, pero posteriormente se convirtió en un punto clave en el  tráfico de drogas. Es una ciudad donde todavía hay colonias enteras donde no hay agua potable. Y todo esto, colindando con California, el estado más rico de los Estados Unidos y a solo tres horas de Hollywood y Los Ángeles, uno de los centros “cultura pop” principales del mundo. Estos factores contribuyen a que culturalmente sea una situación bastante esquizofrénica. Mi proyecto intenta darle una interpretación visual y musical a esta esquizofrenia cultural con la que me formé como persona y artista.

Por lo que he podido escuchar, aunque Clorofila tiene muchas bases grabadas y una parte electrónica importante, también hay mucho trabajo tradicional y analógico. ¿Cómo ha sido la combinación de esos dos estilos de trabajo?

Creo que mi proceso es bastante tradicional, desde el punto de un músico/productor, ya que todas las canciones parten de ideas melódicas que primero bosquejo con teclados o guitarras y a partir de ahí voy asignando las partes a diferentes músicos, dependiendo del instrumento que quiera usar, sea acordeón, clarinetes o trompeta para que las graben. A estos instrumentos combino programación de samplers, sintes analógicos o cajas de ritmos retro.

Encima de esto hay mucho filtrado y procesado de señales de manera decididamente lo – tech. Cuando trabajo hay muchos cables enredados y pedales y teclados de juguete Casio esparcidos por el estudio, así que no es un proceso contenido dentro de la computadora.
 

Ya hemos contado que tú eres diseñador gráfico, ¿cómo relacionas esta profesión con la de músico? ¿Se retroalimenta una con la otra?

Ser diseñador me permite crear los visuales con los cuales presento mi música, ya sean las portadas de discos o los gráficos que proyectamos en vivo. De hecho eso lo vengo haciendo desde que estaba con Nortec Collective y eso creo que nos dio una identidad visual muy fuerte.

Ahora como Clorofila puedo ser más específico en cuanto a mis intereses personales en ambos respectos. Haberme criado en Tijuana y todavía tener raíces ahí me surte de mucho material para poder expresarme de manera visual así como musical por medio de la retroalimentación que hay entre el diseño y la música. Ambos campos comparten muchos conceptos como tonalidad, textura, contraste, etc… Disfruto muchísimo ejerciendo ambas disciplinas aunque el diseño es realmente mi profesión  y la música es mi pasión. Tengo suerte de poder ejercer ambas.

¿Qué se siente cuando logras destronar por varias semanas a grandes iconos de la electrónica como Bjork o Massive Attack en iTunes con tu primer álbum en solitario?

Fue muy inesperado. Después de haber estado trabajando en el álbum en solitario durante meses fue fácil perder perspectiva de a cuánta gente realmente le interesaría el resultado final. Así que fue muy gratificante pensar que “Corridos Urbanos” haya logrado clorofilagenerar tan buena respuesta, especialmente sin el apoyo de una gira, presentaciones en festivales o una campaña publicitaria.

Fue a correr de voz, de persona a persona y sentí gusto de poderme brincar esa convención del mercado. Lo único convencional que hicimos fue lanzar un video del ”sencillo” y fue un video baratísimo, sencillo y muy personal que también recibió muchísimos buenos comentarios. Mas allá de eso fu enorme la satisfacción que una canción como “Baby Rock Rock” haya sido acogida por mucha gente como “su canción”, que le hayan dado ese valor que le das a un tema que significa mucho para ti y lo conviertes en un tipo de amuleto o escudo. Suena como un cliché asqueroso, pero que tu música tenga un lugar tan importante en la vida de alguien, la verdad es que no tiene precio.

He leído que tienes un proyecto alternativo a Clorofila llamado Tremolo Audio. ¿En qué consiste este último y qué diferencias hay entre ellos?

La diferencia principal consiste que con Clorofila hago uso de la instrumentación de la música norteña y banda sinaloense y la mezclo con los elementos sintéticos electrónicos, elementos que conforman el sonido Nortec. En cambio en Tremolo Audio me apoyo en la instrumentación electrónica, guitarras, bajo y samplers. Experimento más con sintes analógicos, vinilos ytexturas; además de que por lo general tiene un carácter más introspectivo y atmosférico. Lo ultimo que hice como Trémolo Audio fue un remix de “La Nieve Se Desploma” un tema de Paisajista, que es un proyecto alterno de Pedro Canales, (mejor conocido como Chancha Vía Circuito – uno de los proyectos del sello argentino Zizek). Fue un pretexto para hacer algo medio Kraut, o Tangerine Dream del 73 y disfruté mucho explorar esa veta. Me gusta estar en el espacio creativo de Tremolo Audio ya que termino tomando cosas de ahí y llevándolas a Clorofila.

Con el éxito que estás obteniendo con este primer álbum en solitario, ¿qué planes  tienes para el futuro?

Principalmente me gustaría poder expandir el sonido de Clorofila tanto en nuevas composiciones así como en presentaciones en vivo. Creo es muy tentador hacer fórmulas de cosas que te funcionan, así que veo como una responsabilidad no repetirme demasiado, seguir explorando y tratar de mejorar como músico y compositor. En “Corridos Urbanos” por primera vez compuse canciones con letra y los resultados me dieron mucha satisfacción, así que quisiera seguir escribiendo canciones con componentes tradicionales, pero dándoles  giros inesperados.

Este sábado 7 te podremos ver en el Festival Cruïlla de Barcelona, ¿qué puede esperar de ese show de Clorofila el público español? y ¿qué aportan Los Mezcaleros a tu espectáculo?

Ya había estado en Europa con Nortec Collective, pero no solo es la primer vez que me presento como artista solista, sino la primer vez que Los Mezcaleros se presenta en el extranjero, así que te imaginaras que venimos con muchos nervios, pero con muchas ganas de presentar la propuesta.

Lo curioso es que mi música es muy norteña y los músicos que llevo, Los Mezcaleros, son de la sierra de Oaxaca, es decir del otro extremo de México. Eso hace que tengan una manera muy diferente de tocar los metales a los músicos de banda sinaloense. Podríamos decir que es un poco más volador y narcotizado, así que la unión de los sonidos electrónicos con ese sonido que ellos aportan es un buen contraste.

Para nosotros será muy interesante estar en un festival como Cruïlla, ya que supongo que para el público tal vez será un poco raro tener una persona con un laptop, cuatro músicos de metales oaxaqueños tocando una mezcla de cumbia con acordeones, banda sinaloense, además de sintes y cajas de ritmo mientras que “cabrón” en el fondo lanza clips de video con motivos como Tijuana, botas vaqueras y taxis voladores. La cosa es que no es una puesta en escena de una tesis de antropología social. Quisiéramos mostrarle a la gente de Barcelona un poco de nuestra Tijuana y nuestro México, pero principalmente que la gente baile y la pase bien.

A la espera de poder ver el espectáculo de Clorofila de este sábado en el Festival Cruïlla, nos quedamos con el vídeo de una de las canciones de las que hemos hablado: “Baby Rock Rock”.

Myspace de Clorofila

Facebook

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Votar este artículo en Bitacoras.com
Archivado en: ,,,

Artículo escrito por Sergi Ribas

Compartir esta entrada

También te puede interesar..

Comentarios en "Entrevistamos al líder de Clorofila, Jorge Verdín"

¡Anímate y comparte tu opinión! :D

Tu email no se publicará. Para añadir una foto personalizada en tus comentarios entra en Gravatar.com